A principios de diciembre del año pasado, Facebook –la compañía liderada por Mark Zuckerberg- anunció el lanzamiento de Facebook Messenger Kids, una aplicación de mensajería instantánea dirigida a niños de entre 6 y 14 años de edad.

Desde el mismo día de su lanzamiento, son muchas las críticas y las opiniones al respecto. Muchas de las cuales pudieran estar fundamentadas en la práctica, en el historial reciente, y agregan más pimienta a un tema bastante trivial en la sociedad actual: la privacidad, y el acceso de los menores de edad a las tecnologías –más cuando todavía no están preparados emocional y psicológicamente-.

¿Por qué nace Messenger Kids?

Pudieran existir muchas teorías. Sin embargo, una de las principales es que la aplicación viene a cumplir un rol de educador, de canalizador de nuevos usuarios para Facebook, la mayor plataforma de redes sociales del mundo.

Según las políticas internacionales, adoptadas por Facebook, un usuario de esta red social debe tener al menos 14 años de edad para poder pertenecer a la red social. Sin embargo, algunos profesores y expertos en educación afirman que sigue siendo una edad muy temprana para exponer a los menores de edad al vértigo y al funcionamiento de las redes sociales.

Pues, Messenger Kids, que funciona como Messenger, pero agrega juegos, fotos divertidas, y tiene una irrestricta política de aceptar sólo usuarios de entre 6 y 14 años viene a captar nuevos usuarios para que, en un futuro, y como paso natural, den el salto a Facebook y se abran un perfil.

Más ganancias para la empresa, sin duda.

Las críticas no han faltado

Padres y profesores de Estados Unidos realizaron una carta abierta a Mark Zuckerberg, fundador y líder de Facebook. En la carta, exponen una serie de problemas a nivel social y personal que pudieran tener los niños al utilizar Messenger Kids, así como la petición de un retiro inmediato de la aplicación de todos los Marketplace.

A su vez, es un movimiento totalmente inverso al realizado por Apple –una de las compañías más valiosas del mundo- que ha comunicado públicamente sus intenciones de endurecer la privacidad y la protección de los niños en la tecnología, asumiendo modificaciones en sus ajustes de privacidad y control parental.

Así, mientras a unos se les viene la noche entre tantas críticas, a otros pareciera bendecirles una justicia divina.

¿Qué pasará con Messenger Kids?

Messenger Kids: ¿Cuáles son las perspectivas a futuro de esta polémica aplicación?